CON ACTOS DE VIOLENCIA PRETENDIERON APODERARSE DEL TERRENO DEL EX MERCADO SEÑOR DE MURUHUAY.

Un grupo de personas pretendió volver a ocupar el terreno donde se ubicaba el mercado Señor de Muruhuay, los policías y serenos pretendieron imponer el orden pero fueron atacados con palos y piedras por la turba. Se encontró en poder de una mujer una bomba molotov.

La mañana del jueves se tornó violenta en el sector donde se ubicaba el mercado Señor de Muruhuay, debido a que un grupo de personas pretendió apoderarse del terreno aduciendo que son comerciantes y defendiendo su “derecho” a trabajar. Un aproximado de 80 a 100 personas, que dicen ser comerciantes, acompañados por sus familias se instalaron en el terreno, queriendo comercializar diversos productos.

Ante este panorama los serenos trataron de restaurar el orden, pero la respuesta fue violenta debido a que un grupo, en su mayoría mujeres, los atacó con piedras y palos, ante la superioridad numérica los serenos tuvieron que retirarse, varios resultaron heridos (levemente), pero uno de los escudos quedó destrozado, tal como se revela en las imágenes que fueron captadas al momento del incidente.

Minutos después y ante la gravedad de la situación, arribaron los efectivos de la policía nacional, pero en número reducido, aproximadamente diez efectivos, quienes trataron de ordenar la situación que se estaba saliendo de control. En medio de la intervención policial se sorprendió a una mujer con una bomba molotov, la que estaba lista para ser usada, a pesar que le pedían que dijera quien le había dado esa bomba casera, la mujer, quien decía ser comerciante, se mostró prepotente ante las autoridades. Se supo que la fémina, quien no fue identificada, fue dejada en libertad.

Otro de los problemas fue la presencia de algunos comerciantes del mercado Manuel A. Odría, quienes llegaron hasta su antiguo centro de trabajo para respaldar a las fuerzas del orden y de las autoridades para que no se consume la toma de ese terreno. Hubo instantes en los que se produjeron enfrentamientos entre ambos grupos, pero la policía logró controlar la situación.

Hasta el lugar fue trasladada maquinaria pesada para demoler los ambientes que todavía quedaban en pie, el contorno del terreno fue rodeado con costales de rafia, para evitar, en lo posible, que los informales pretendan ingresar al predio que pertenece a la municipalidad de Tarma.

El terreno que ahora está libre es necesario para que la ciudad de Tarma tenga más polos de desarrollo puesto que – el terreno – está destinado a la construcción de un hospital de EsSalud, de un terminal terrestre u otra obra que vaya en beneficio de la población de Tarma, como lo han indicado las autoridades. El 99% de los comerciantes del ex mercado Señor de Muruhuay labora en el mega – -proyecto, sin embargo, hay enemigos del desarrollo de Tarma, que pretenden sacar provecho, económico, soliviantando a quienes creen que tienen “derecho” a ocupar un terreno que los les pertenece.

COMENTARIOS

Leave a Comment

Your email address will not be published.