SERFOR ABRIRÁ PROCESO ADMINISTRATIVO Y PENAL A VENDEDORES DE ANIMALES SILVESTRES.

El responsable de esta institución, el ingeniero Jesús Contreras, con relación al atentado contra la gruta de Huagapo, dijo que está a la espera del descargo de los imputados quienes estarían alegando que repondrán los árboles.

El ingeniero Jesús Contreras, jefe del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), informó acerca del operativo que se realizó hace días en la ciudad de Tarma para contrarrestar el comercio ilegal de fauna silvestre, el operativo se desarrolló en la feria del jueves pasado y en el sector conocido como la “cachina”.

En este operativo se contó con la intervención de representantes del Ministerio Público, de la policía nacional, de la policía municipal. Entre los intervenidos se identificó a Ronald Álvarez, en cuyo poder se encontró una rana, que es una especie en peligro de extinción; también se intervino a Crispín Quispe, a él se le incautó seis loros de diferentes variedades, los que eran exhibidos en un restaurante.

También se intervino a otras personas que tenían en su poder especies de animales disecados. El funcionario de SERFOR, manifestó que a los implicados en estos presuntos delitos, se les abrirá proceso administrativo sancionador además de presentarse la denuncia penal ante la fiscalía del medio ambiente.

Sobre Huagapo.

Con relación al tema del atentado contra la ecología y el patrimonio ocurrido en la zona de la gruta de Huagapo (Palcamayo), Jesús Contreras indicó que todavía están en etapa de investigación. Los imputados, miembros del comité administrador de la gruta de Huagapo, estarían alegando que talaron árboles cuyas edades fluctuaban entre los 20 y 60 años, para reforestar el área, pero no hay que olvidar que los responsables de este atentado indicaron en un principio que los árboles habían sido talados porque los árboles obstruían la vista la ingreso de la gruta y, porque la madera iba a ser usada para la elaboración de bancas y mesas.

A pesar que este tema está en la etapa de investigación todo indica que el SERFOR no aplicará las normas que sancionan este tipo de delitos contra la ecología y el medio ambiente. Habrá que aguardar a que la Oficina Desconcentrada del Ministerio de Cultura, tome en serio el caso, puesto que no solo hubo un atentado contra la ecología, sino que se atentó contra un área protegida que está considerada como patrimonio cultural.

 

COMENTARIOS

Leave a Comment

Your email address will not be published.