Lanzan al Sol la misión sin precedentes Solar Orbiter, que ayudará a entrar en «una nueva era de la heliofísica»

Este 9 de febrero la misión Solar Orbiter fue lanzada a bordo del cohete Atlas V desde Cabo Cañaveral, en Florida (EE.UU.). Poco más de una hora después, los controladores de la misión en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales en Darmstadt, Alemania, recibieron una señal de la nave que indicaba que sus paneles solares se habían desplegado con éxito, informó la NASA.

La misión, un trabajo conjunto entre la Agencia Espacial Europea (la ESA) y la NASA, permitirá entender mejor el funcionamiento de la estrella y se centrará en cuatro áreas principales: el viento solar, las regiones polares, el campo magnético y el clima espacial, así como la forma en que estas condiciones afectan a la Tierra.

«Como humanos, siempre hemos estado familiarizados con la importancia del Sol para la vida en la Tierra, observándolo e investigando cómo funciona en detalle, pero también sabemos desde hace mucho tiempo que tiene el potencial de interrumpir la vida cotidiana si estamos en la línea de fuego de una potente tormenta solar. Al final de nuestra misión Solar Orbiter, sabremos más que nunca sobre la fuerza oculta responsable del cambio de comportamiento del Sol y su influencia en nuestro planeta», dijo Günther Hasinger, director de Ciencia de la ESA.

La nave espacial llevará 10 instrumentos de última generación para observar por primera vez los polos del Sol, con lo que proporcionará una visión sin precedentes. Se prevé que la misión solar obtenga imágenes de alta resolución de varias regiones inexploradas de la estrella.

La Solar Orbiter pasará unos tres meses en su fase de puesta en marcha, durante la cual el equipo de la misión realizará verificaciones de sus 10 instrumentos científicos para asegurarse de que funcionan correctamente. El aparato tardará unos dos años en alcanzar su órbita científica principal.

COMENTARIOS

Leave a Comment

Your email address will not be published.