EL MERCADO MANUEL ODRÍA CUENTA CON NUEVA JUNTA DIRECTIVA.

SE TRATA DE ALCIDES CORONEL, DEFENDIÓ EL PROCESO ELECTORAL A TRAVÉS DEL QUE FUE ELECTO COMO PRESIDENTE DE LA JUNTA DIRECTIVA. INDICÓ QUE BUSCARÁ LA UNIDAD ENTRE LOS INTERMEDIARIOS Y LOS PRODUCTORES.

El nuevo presidente de la junta directiva del mercado Manuel Odría (“megaproyecto”), Alcides Coronel, señaló que fue electo tras unas “elecciones transparentes”, el comité electoral fue conformado en reunión general, las elecciones se realizaron respetando las bases, incidiendo en que fue elegido presidente de una “manera democrática”. “Todos han estado conformes con la elección”, aseguró, añadiendo que “no tiene la intención de pelear”.

TRABAJAR CON ORDEN Y UNIDOS.

El flamante dirigente de los comerciantes indicó que quiere trabajar de “una manera ordenada y disciplinada”. Tiene la voluntad de trabajar “de la mano” con los productores y revendedores. Aseguró que “no se va a botar a los productores”, más bien hizo un llamado para que se organicen y “cuiden su espacios”.

Otro de los objetivos es reordenar a los intermediarios y productores, hay comerciantes que son revendedores, pero se apoderan de espacios que les corresponden a los productores, por eso es necesario que cuiden sus espacios, refirió.

LA MOROSIDAD SE HA REDUCIDO.

Alcides Coronel negó que la morosidad sea alta, bordeando el 70 %, eso pasó en “años anteriores”, dijo que él está “puntual” en sus pagos, debido a eso se está “incentivando” a los inquilinos a que paguen sus mensualidades, esto permitirá que la municipalidad invierta ese mismo dinero en mejorar las instalaciones del conocido “megaproyecto”.

SIGUEN LOS PROBLEMAS.

Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones del nuevo directivo, la solución a los problemas está lejos de encontrarse. Sobre todo, el tema de los productores. Ellos siguen exigiendo tener mayores espacios y que se les permita vender sus productos sin que se les imponga horarios, hecho que se da de manera coordinada entre la administración del mercado y los revendedores. Los productores sienten que son “arrinconados” y que se les trata mal.

COMENTARIOS