ANCIANO SERÁ ALBERGADO EN LA BENEFICENCIA DE TARMA.

LA BENEFICENCIA DE TARMA BRINDARÁ ALBERGUE A UNA PERSONA DE 78 AÑOS QUE LLEGÓ PROCEDENTE DE LA REGIÓN SAN MARTÍN Y, AL PARECER, NO TIENE FAMILIARES.

El pasado 19 de enero la policía, tras realizar una serie de investigaciones logró la identificación de Julio Ayra Ramírez de 78 años de edad, persona adulta mayor procedente de la región San Martín.

Posteriormente el Ministerio Público, del área de familia,  envió un oficio al presidente del directorio de la Beneficencia de Tarma, Edgardo Kukurelo, para que se le pueda dar albergue en los ambientes que tiene esta entidad en el sector de Mullucro.

Al parecer esta persona tuvo tres hijos y una esposa, pero señaló que todos han fallecido. El gerente de la beneficencia, Ever Calderón, dijo que contaban con una vacante, puesto que una de las personas mayores que estaba albergada dejó de existir hace poco. De todas maneras se seguirá investigando para saber si es que tiene algún familiar vivo de forma que puedan “insertarlo”, añadió el funcionario.

COMENTARIOS