VECINOS DE LA AVENIDA ODRÍA SE QUEJAN POR INCREMENTO DE LA DELINCUENCIA.

INDIGNADOS Y PREOCUPADOS EXIGEN QUE LAS AUTORIDADES TOMEN ACCIONES PARA COMBATIR A LOS FACINEROSOS, LOS JÓVENES SON SUS PRINCIPALES VÍCTIMAS. AMENAZAN CON HACER JUSTICIA CON SUS PROPIAS MANOS.

Los vecinos de la Av. Manuel Odría vienen denunciado ser víctimas de atracos y asaltos, sobre todo en las inmediaciones del ex mercado mayorista “Señor de Muruhuay”,  ese terreno se ha convertido en una letrina pública, pululan los perros callejeros y, además, es guarida de delincuentes que están al acecho de los transeúntes para atracarlos y despojarlos de sus pertenencias.

Una vecina denunció que su menor hija fue asaltada el martes al promediar las 6 y 30 de la tarde cuando llegaba a su domicilio ubicado en el jirón Los Pedritos. De acuerdo a la vecina fueron tres sujetos los que empujaron a la menor contra la pared y le arrebataron el celular, quisieron arrancharle la cartera pero no lo lograron. Al momento de escapar la amenazaron de muerte si es que daba aviso a sus familiares o vecinos.

ROBOS CONSTANTES.

Otros vecinos refirieron que estos robos son constantes. Hay jóvenes que practican o salen a realizar sus actividades y, al volver a sus casas, son objeto de atracos por parte de los indeseables que se han apoderado de esa parte de la ciudad de Tarma, que no dista mucho del centro de la ciudad. Lo que facilita el accionar de los delincuentes en horas de la noche es el escaso alumbrado público, por eso están pidiendo que Electrocentro también se preocupe en mejorar ese servicio por el cual pagan.

LINCHARÁN A LOS DELINCUENTES.

Obviamente que los dardos también apuntan a la policía y a serenazgo, pues aducen que no hacen ni acto de presencia, por eso los delincuentes aprovechan. Sin embargo, han amenazado con linchar al primer delincuente que capturen, porque mencionan ya estar cansados de esta situación.

 

 

COMENTARIOS