EMPADRONADOS POR EL CIAM TAMBIÉN FUERON VACUNADOS.

GEOVANNA QUISPE, RESPONSABLE DEL CIAM, INFORMÓ QUE DE LAS 75 PERSONAS MAYORES DE 80 AÑOS EMPADRONADAS POR EL CIAM, FUERON VACUNADAS 68, MIENTRAS QUE OTRAS ESTÁN POSTRADAS A LA ESPERA QUE PUEDAN SER VACUNADAS EN SUS DOMICILIOS.

La encargada del Centro de Integral del Adulto Mayor (CIAM), Geovanna Quispe manifestó que se empadronó a 75 personas de 80 o mayores de 80 años con el fin de que se les vacunara contra la COVID – 19, de estas, 69 recibieron su respectiva dosis, una falleció, antes de recibir la vacuna y 5 están postradas en sus domicilios por problemas de salud, a  la espera que puedan ser vacunadas en sus casas.

Según la funcionaria, la encargada de Inmunizaciones de la Red de Salud – Tarma, Julissa Cañari, le manifestó que era EsSalud la institución que ahora se hará cargo de la vacunación de los que faltan porque el hospital tiene problemas de disponibilidad para acudir a los domicilios de estas personas, algo que resulta extraño porque el Ministerio de Salud (MINSA) ha dispuesto que en todo el territorio nacional el encargado de todas las coordinaciones es esta entidad, precisamente, es algo que se deberá aclarar para no dejar sin que estas personas mayores se vacunen, sobre todo porque forman parte de la población vulnerable ante la COVID – 19.

En el hospital están pidiendo la relación de quienes falta vacunarse, pero hasta ahora “no dan ninguna solución”, dijo Geovanna Quispe. De no haber realizado la gestión mediante el empadronamiento, “esos abuelitos hubieran quedado en el aire”, indicó. Por otro lado criticó, a pesar que respeta las directivas de la vacunación, que el primer día se hayan cerrado al querer vacunar solo a los residentes en Tarma, mayores de 80 años. Lo mejor hubiera sido que se vacunara a todos los “abuelitos” que realizaron las colas, increpó.

Quispe cree que hubo una mala organización porque los días posteriores al inicio de la campaña de vacunación se dio marcha atrás procediéndose a aplicar la primera dosis a las personas mayores de los distritos de La Unión Leticia y Huaricolca, además a aquellas cuyo DNI no estaba registrado en la provincia de Tarma, incluso se rebajó la edad para las personas que accedieron a la vacunación hasta los 77 años de edad.

 

 

COMENTARIOS