POBLACIÓN RECHAZA INTENCIÓN DE REGIDORES DE INCREMENTARSE LA DIETA.

LA JUNTA VECINAL PROVINCIAL RECHAZA LA INTENCIÓN DE LOS REGIDORES DEL CONCEJO PROVINCIAL DE TARMA QUE “APLICANDO” LA LEY PRETENDEN GANAR MÁS POR CONCEPTO DE DIETAS, ESTE PROPUESTA FUE PRESENTADA ANTE EL ALCALDE PROVINCIAL, POR EL REGIDOR TITO GÜERE SEMINARIO.

La población de Tarma, al unísono, viene rechazando la pretensión de los regidores del Concejo provincial de Tarma de ganar como dieta el 30 % del sueldo (actual) del alcalde de la provincia, dicho pedido fue presentado por el regidor Tito Güere Limaymanta en sesión de Concejo aduciendo que cuenta con la anuencia de los demás regidores quienes firmaron el pedido entregado a Walter Jiménez Jiménez.

Güere Limaymanta argumenta que no se trata de un reajuste o un incremento, sino que “se aplique la ley”, es decir que la dieta de un regidor debe ser el 30 % del sueldo del alcalde, pero existe el Decreto Supremo (DS) 0413 – 2019 – EF, que prohíbe reajustar el monto de las dietas para los regidores.

Cabe indicar que en el año 2019, Martín Vizcarra, ex presidente del Perú, determinó el aumento de sueldos para los alcaldes. El 30 % es aplicable para las dietas de los regidores, pero en base a los sueldos que estas autoridades percibían antes de los incrementos y que fueran trasladadas a la Ley SERVIR.

Más allá del tema legal está la percepción de la población de estar frente a un Concejo provincial que ha llegado y lo primero que ha privilegiado y priorizado son sus bolsillos, dejando de lado los múltiples problemas que tiene Tarma y que requieren de urgentes soluciones, no han considerado la coyuntura que afecta al país y que tiene al borde de la quiebra a muchas PYMES lo que está generando la pérdida de puestos de trabajo, el alza de los alimentos básicos, entre otras situaciones. A esto habría que agregar, lo que dice la gente, ni siquiera han cumplido un mes, no han hecho nada, los regidores, y  ya quieren ganar más.

Por más que Güere Limaymanta diga que solo quiere que se “aplique” la ley y que se tata de reajustes o incrementos, en la práctica se daría, precisamente, un incremento en las dietas, de proceder ese pedido que, legalmente, no debería de darse.

 

COMENTARIOS