NO HAY RIESGO POR HABER SEPULTADO CUERPOS DE FALLECIDOS POR CORONAVIRUS EN EL CEMENTERIO DE TARMA.

En el campo santo de Tarma se ha habilitado un pabellón con 26 nichos exclusivos para víctimas del coronavirus. De haber más cadáveres debido a esta pandemia se podrán habilitar más lugares.

El presidente del directorio de la Sociedad de Beneficencia Pública de Tarma, Uldarico Fabián Lázaro, indicó que los sepelios  de las personas fallecidas por la COVID-19, que se realizaron el lunes, se desarrollaron de acuerdo a los protocolos establecidos por las autoridades, “hemos sido preparados por el MINSA”, indicó el funcionario. Actuamos “de acuerdo al protocolo”, además hemos tenido la autorización  “para actuar” de acuerdo a nuestro reglamento interno, indicó.

Los cadáveres fueron a parar a los nichos que han sido habilitados especialmente para esta pandemia, es un pabellón que está en la parte posterior del cementerio donde se han habilitado 26 nichos destinados a las víctimas de la COVID-19. De haber necesidad de más espacio (más muertos), “no habría problema” para habilitar más espacios, estamos sirviendo a la población en coordinación con las autoridades.

Por otra parte descartó que exista algún peligro de contagio por haber sepultado los cuerpos en los nichos habilitados para esos cuerpos. En Tarma no hay crematorio, por tanto no se puede proceder a realizar ese protocolo con los cuerpos, tampoco hay espacio para incinerar los cuerpos, por lo que se procedió a sepultar esos cuerpos en los nichos ya referidos. En ocho horas, aproximadamente, tres personas murieron por COVID-19 en el hospital de Tarma, sus sepelios se realizaron poco tiempo después con escasa concurrencia de personas, cm indica el protocolo.

COMENTARIOS